Imagen: Prótesis Fijas y Removibles

Prótesis Fijas y Removibles

¿Problemas con tu dentadura postiza?

Las prótesis removibles son aquellas que el paciente puede retirar de la boca y volver a colocar por sí mismo.

Según el tipo de prótesis se deberán realizar diferentes cuidados de mantenimiento, no obstante, son las prótesis removibles, las que necesitarán de una especial atención.

Algunos consejos generales para este tipo de prótesis:

  • Lavar la prótesis después de cada comida, usando un cepillo de dientes convencional o bien un cepillo especial para prótesis, aplicando jabón o cualquier tipo de lavavajillas líquido (véase fairy, mistol, etc.), después aclarar muy bien con agua. También existen en farmacia pastillas y productos específicos para la limpieza de estas estructuras. No utilizar pasta dentífrica para limpiar este tipo de prótesis ya que provoca la opacidad y deterioro de la capa externa eliminando su brillo original y promoviendo la porosidad del material. Es importante la higiene de la prótesis así como de la propia boca, principalmente por salud y por tanto por comodidad y bienestar.
  • Retirar la prótesis para dormir, para que los tejidos de la boca descansen de la presión a la que se ven sometidas.
  • Guardar la prótesis fuera de la boca en agua sola o añadiéndole unas pastillas desinfectantes adecuadas.
  • Al retirar la prótesis, es aconsejable realizar masajes en las encías con el fin de mejorar el riego sanguíneo, lo que hará que la reabsorción de los tejidos sea menor.
  • En coronas y puentes fijos, el cepillado deberá realizarse de igual modo que el de una dentadura natural, existiendo hilos dentales especialmente diseñados para este tipo de prótesis, siendo recomendables también los enjuagues bucales con gluconato de clorhexidina o incluso fluoruro de sodio, teniendo en cuenta que siempre deben haber sido previamente recetados por el odontólogo.

¿Necesitas restaurar tu boca por un problema estético ó funcional?

Restauración y mantenimiento de las piezas dentales naturales y/o el reemplazo de dientes y tejidos orales perdidos mediante técnicas fijas.

Carillas

Se trata de finas láminas de porcelana, que se colocan cubriendo toda la superficie anterior de los dientes mediante un adhesivo especial. Se emplean fundamentalmente para enmascarar anomalías del color de los dientes que no pueden tratarse mediante el blanqueamiento convencional, así como para disimular alteraciones en el tamaño o forma dentarias, confiriendo al diente un aspecto más estético y saludable.

Ventajas: su poder de adhesión, resistencia a la abrasión y gran mejora estética manteniendo el diente original oculto y con una reducción mínima.

  • Carillas de porcelana: 
No se desgastan con el tiempo, no pierden el brillo y mantienen intacto su color.
  • Carillas de composite: Con el paso del tiempo se deterioran, pierden el brillo y se oscurecen. Coronas dentales

Coronas y puentes

Para los dientes muy dañados, las coronas dentales pueden ser una opción efectiva. El procedimiento de colocación de corona dental implica el uso de fundas con la forma del diente hechas de metal, metal-cerámica, ó porcelana exclusivamente (alta estética). Además, las coronas dentales se pueden utilizar como anclaje de un puente dental.

Los puentes dentales se utilizan como método para llenar el espacio creado por la falta de uno o varios dientes.

Un puente para sustituir una sola pieza dental está compuesto por dos coronas dentales para los dientes a cada uno de los lados del espacio y un diente postizo entre ellas.